domingo, 9 de julio de 2017

2ª ola EGM 2017: perdedores (2)

Os voy a contar una historia.

Uno cuando se pone a hablar de programas de radio nunca sabe quién le va a leer. Esto es un blog, y mi «misión» es contar lo que me dé la gana. Tan simple como eso. A veces me gusta hablar de historia de la radio, de historias de la radio, de las audiencias, de lo que me gusta de un programa... o lo que no me gusta. 

La fuerza motriz es contaros cosas, comentarlas, que me contéis cosas, conocer cosas nuevas... Lo típico de cualquier blog. Hasta aquí... todo correcto. Pensarás: «¿Y esto va del EGM?» Sí, sí, pero espera, que te cuento...

Cuando dices que un programa, una sección o determinado profesional te gusta, todo es correcto. Bueno... A veces gente de la competencia te come la oreja para decirte que «no es tan guay como crees». Pero creedme... Esto ocurre poquísimas veces. Un 1% de las veces. 

Cuando dices que algo no te gusta... Bueno... De todo hay. El 85% de las veces no pasa nada. Todo el mundo entiende que haya crítica literaria, crítica culinaria, critica televisiva, crítica musical, comentaristas deportivos... Pero curiosamente la crítica de radio choca frontalmente con el ego del radiofonista medio español. 

De ese 15% que sí se manifiesta hay un 50% que lo hacen muy educadamente mediante correo, un tuit, o como sea. «Mira, creo que esto que dices no es así porque bla, bla, bla...» Luego hay otro 50% que te dice cosas del tipo «Pero quién te has creído para hablar de lo que oyes en la radio», en plan «quién te ha dado derecho» (los típicos profesionales que aman la libertad de expresión y todo eso, ya sabéis), los que te espetan «¿tú con quién has empatado?» (como si para poder opinar en público si Messi es o no mejor que Cristiano hubiera que ser Pelé o Maradona), los que creen que para poder opinar de un programa ellos te tienen que dar permiso (todo muy lógico en su mundo, se ve), que suele coincidir con los que cacarean que la opinión del oyente es lo primero para ellos —no os lo creáis jamás— y los que creen que te paga la competencia para que escribas esto o lo otro. Esto está dentro del grupo de «locutores neuróticos», que alguno hay por ahí, no os penséis... Y dentro de este subgrupo está el que me escribió para decirme qué me parecería si él fuera diciendo «por ahí» que me pagaba su competencia para escribir esto o lo otro. Un saludito desde aquí a Javier Cárdenas.

Ojalá. Pero no. 

Quizá sea analgésico para el ego de algún locutor eso de creer que uno escribe lo que escribe «por encargo» antes de pensar que uno pone lo que escribe simplemente porque así lo cree. Sin más ni más. Si tal cosa no me gusta... Lo digo. ¿Acaso a los que comentáis en el blog os paga alguien para que digáis lo que os sale de las narices? Pues no. Y cuando hay algún comentario «sospechoso».... se nota, lo comentamos, y nos cachondeamos. Y da muy mala imagen. Así pues, parece que es necesario repetir que si uno (yo o cualquier comentarista del blog) dice que tal programa es malísimo... Igual es que nos parece malísimo, sin más, y por las razones más diversas.  No hay que buscar fantasmas. 

Voy a lo del EGM, ¿eh? Pero esperad un poco más. 

Cuando uno escribe... No es para que le hagan caso. [A veces un poco sí, ¿eh?] Pero en general es porque me apetece comentar, igual que vosotros en el blog o con vuestros compañeros del curro a la hora del café. Y nadie os paga por opinar en el rato del café, ¿no? 

Uno intenta justificar siempre las críticas. «Esto me parece mal por esto y por lo otro». Os contaré una cosa: No hay cosa que fastidie más que una mala crítica razonada. No hay nada que haga saltar más al personal que un razonamiento en contra. Y esto hice hace unos 3 meses hablando del «¡Anda Ya!»

El programa del Gallo desde el inicio me pareció un mejunje horroroso. De hecho pensé que no pasarían del año, en serio. Fue empezarlo a escuchar y dije: «Buf.... No es posible.» Pero bueno... Esto ya lo sabéis.

La cuestión es que cuando a finales de abril dimitió Esperanza Aguirre hice una entrada en el blog hablando de que en el programa de Dani Moreno hacían muchas piezas y muy largas hablando de política, cuando en los tiempos «buenos» del programa la estrella era la prueba de novios, las imitaciones, las bromas... Todo más bien apolítico. No sé. Que no me parecía que los referentes del programa para hacer humor fueran los correctos para la edad de la gente a la que se dirigen. No es muy difícil de entender y cabe hasta en un tuit

Esto no quiere decir que el «¡Anda Ya!» esté funcionando mal por eso... Ni siquiera sólo por eso. Era simplemente una crítica que hice porque me dio la gana. Porque lo pensé y lo escribí. La cuestión es que antes de publicarlo, la noche de antes, pensé: «Bah, igual me he pasado, y mañana no hablan de lo de Esperanza Aguirre.»

Al día siguiente, por la tarde, me escribieron al Twitter para decirme que si había escuchado lo del «¡Anda Ya!», porque después de haber oído el programa, un lector se dio cuenta de que se estaban refiriendo... al blog. ¡Tócate las narices! Escuchad el radiochip pseudo que ocurrió a las 8 y pocos minutos de la mañana del día siguiente: 



La cuestión es que en este EGM ha subido la audiencia de las horas musicales de la cadena, pero justo el despertador baja muy claramente.

Los de la radio son muy de escuchar a la audiencia... excepto en algunos casos. A lo Rajoy. 

Además no entendieron muy bien lo que estaba escrito... Que yo no digo que no puedan hablar de esto o lo otro. Que poder, pueden. ¡¿Quién es nadie para hablar de lo que les está permitido?! ¡Como si hablan de la pesca del salmón en Yemen! Ahora... me permitirán opinar que a lo mejor la pesca del salmón en Yemen no es un tema que atrape a la chavalería que va al instituto en La Coruña o a la universidad de La Laguna. Poder, podrían. Ahora... no lo recomendaría. Pues lo mismo con Esperanza en mi opinión. Y si en antena además se oyen todo el rato risas forzadas que te mueres cada medio minuto... ¿Podremos decir que escuchamos demasiadas risas falsas, no? Que igual son verdaderas... pero... Bueno... Va, venga, no. No cuela. 

La opinión mía, la vuestra, la de cualquiera que comente en el blog.... desde luego que no tiene más valor que la de cualquier oyente. Pero ojo: No tiene menos valor que la de cualquier oyente. 

Desde luego que el hablar 5 minutos seguidos de Esperanza Aguirre (o de política como un referente humorístico principal) no será (únicamente) el problema de la bajada de audiencia del programa. Será una suma de muchas cosas más que ellos sabrán (o quizá... no). Pero eso sí... noté un «melasudismo» y un pasotismo y una seguridad en su propio producto (no sé en base a qué) que quizá sí sea la causa de todo. El hecho de pensar que opine lo que opine la audiencia... qué más da. 

Una vez «removida la pecera», vamos a poner un gráfico de los 5 programas despertadores más escuchados según el 2º EGM de 2012 (por eso de mirar datos antiguos con perspectiva y darnos cuenta de lo llamativo que es este dato de Los 40), y otro gráfico con los 5 más escuchados de 6 h. a 10 h. de la mañana y su versión «extendida», que es la audiencia hasta las 11 h. [O sea... el invento que hicieron en Los 40 para maquillar que estaban de bajada y que al final... pues...]

En blanco, Los 40; en verde Dial, en morado la Cadena 100, en negro está Europa [que en el caso de la derecha no está añadida esa hora de 10 h. a 11 h., así que sería mayor que en lo que muestro] y Kiss FM en ese color... feo. 


Esta gráfica sirve para que veamos cómo en 5 años una distancia abismal ha pasado a ser un triple empate (y ojo, que el mal dato de Cárdenas en este EGM parece anómalo). Y el «¡Anda Ya!» bajando desde los 1.569.000 de media en 4 horas de programa que hizo Xavi Rodríguez en su última temporada (2013-2014) —y que con esa media que suponía una bajada «imperdonable» les echaron—, bajando, bajando, a los 1.220.000 de esta oleada (1.353.000 de media en esta temporada)... no sé si han sido muy permeables a las críticas o si han seguido a lo suyo. Porque... ¿Qué sabrá la audiencia? 

Por primera vez desde que tengo memoria [habría que ver si en los años 90 «La Jungla» alguna vez tuvo más audiencia que Los 40 cuando aún no existía despertador] una musical distinta a Los 40 lidera las musicales por la mañana. Un hecho histórico. 

¿Y por qué hablar de todo esto? Ya se sabe... porque es actualidad. 

8 comentarios:

  1. Estaría encantado de que me pagaran cada vez que entro aquí, leo y opino. Incluso razono y debato por mucho menos, aún no queriendo hacerlo ni teniendo por qué.

    Por desgracia, aunque no me paguen, seguiría haciendo todo eso. Al fin y al cabo en esto consiste el derecho a opinar y a expresarse en libertad. Lo demás, como diría el sustituto de Gemma, o es ruido o es silencio. Y estamos demasiado acostumbrados a que se trate más de lo primero que de lo segundo.

    ResponderEliminar
  2. El público siempre tiene razón. Por eso Anda ya va cada vez peor, y Cárdenas cada vez mejor.

    ResponderEliminar
  3. El comentario de Dani Moreno me parece muy soberbio, tiene un puntito Cárdenas sobrado, feo feo. Creo que se equivocó.

    ResponderEliminar
  4. Comentario soberbio e irrespetuoso del Dani Moreno. Estoy totalmente de acuerdo con el concepto de mejunje, pero vamos, más allá de lo que se piense del programa, deberían escuchar en vez de lanzar pullitas en antena para una audiencia que no sabrán ni de qué hablan. Bueno, igual que con Aguirre.

    ResponderEliminar
  5. Este Anda Ya me parece una especie de macedonia a la que le han metido pepino, un par de huevos fritos y lo que han encontrado a mano. Todo cosas que por separado están muy bien, pero que juntas no encajan ni de coña.
    Cuando empezaron probé a ver qué tal, porque el Anda Ya de Juanma Ortega me gustaba mucho, el de Frank me acabó cansando después de los años(como la emisora en general aquella época), y el de Xavi Rodríguez me reenganchó, era genial. Pero el actual me parece muy flojo. Tampoco malo, que para eso Cárdenas ha puesto el listón alto. Pero del Gallo viniendo de tantos años en Máxima esperaba algo más, y creo que es el más flojito de todo el equipo, y si falla el capitán...
    Hay una cosa que me llama la atención y creo que aclara un poco un problema del programa. Un mismo colaborador, Mario Vaquerizo, en dos programas distintos de la emisora. En Anda Ya lo he escuchado un par de veces haciendo una sección que podría hacer cualquier otro y que pasa sin pena ni gloria, no se luce nada. Sin embargo en el Yu saben por dónde tienen que llevarlo y cuándo darle alas para que el rato que está allí sea canela fina, pasándose el guión por el forro o haciendo algo totalmente distinto a lo que hubiesen pensado.
    Es que hasta me gusta más Cristina Boscá en Yu que en Anda Ya.

    Respecto a que toquen la política en el programa, no creo que casi nadie que ponga Anda Ya espere encontrarse eso. Yo si quiero que me hablen de política me pongo una generalista, y si quiero que me traten ese contenido con cierta gracia bien hecha y un puntito de ironía fina ya está Antonio Vicente en Hoy Empieza Todo.

    Así que acabé cambiando Anda Ya por... Mateo y Andrea. Que más que un morning es una fórmula algo más locutada y con pequeñas secciones, todo muy prefabricado. Pero aun así creo que ese equipo transmite mucho más buen rollo que el del Gallo.

    Y perdón por el offtopic, pero tremendo lo de MegaStar, que con cuatro postes mataos se van a acabar comiendo a M80 y alguna más. Si no les llegan a quitar las emisoras ya hubiesen adelantado a Máxima...

    ResponderEliminar
  6. Uy Dani Moreno, qué comentario más feo y tan poco elegante.

    Yo entiendo que tiene que ser duro coger un programa donde en redes sociales y en todos lados están constantemene diciendo que haces un programa malo y que era mejor el Anda Ya de antaño.

    Aún así, como profesional de la radio que eres, no deberías caer en esas cosas tan feas de ir etiquetando a aquellas personas que no simpatizan con tu forma de hacer tu trabajo.

    Y ya que haces la crítica, por lo menos arguméntala, pero es que ni siquieras das una razón. Lanzas la piedra y escondes la mano. Feo, muy feo.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente es muy feo ese comentario descalificador, teniendo en cuenta que llevaban varios EGMs bajando... que (creo) Anda Ya nunca había tenido tan pocos oyentes y eso lo ha conseguido el gallo. Quizás su objetivo es tener la audiencia de "El gallo máximo", si es así, sin duda va camino de conseguirlo.

    Anda Ya es ahora un programa infumable. Y si Los 40 se mantienen en su empeño de no hacer (como se escucha en el audio) ni caso a las críticas, en el momento en el que más deberían hacerlo, no solo perderán el liderazgo de la mañana sino (con el tiempo de la radio musical) dejando a PRISA en un grave dilema. Si dejar que Dial supere a la radio "número 1" del país.

    ¿Tiene la culpa el gallo? Posiblemente no. Será de quienes le mantienen en esa silla.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...